EVALUACIÓN DE RENDIMIENTOS EN INSTALACIONES DE REFRIGERACION INDUSTRIAL. SUPERVISIÓN ENERGÉTICA Y SIMULACIÓN (III)

estadisticaAnalizar y evaluar el rendimiento de los sistemas de refrigeración industrial es una parte esencial en los procesos de mejora en la eficiencia energética.

Este análisis requiere la identificación de aquellos factores que tienen una mayor influencia en el consumo energético de la planta y que permitirán a su vez focalizar los esfuerzos en aquellas mejoras y propuestas  que redunden en un mayor potencial de mejora y un menor retorno de inversión.

Existen varios motivos por los que interesa obtener una evaluación del rendimiento del sistema:

•             Comparar la eficiencia de un sistema con otros

•             Cuantificar la capacidad, la eficiencia o los costos operacionales que se obtendrían modificando equipos o el control de la planta

•             Determinar los costos de determinado producto atribuibles a los procesos de refrigeración

•             Evaluar la capacidad de un sistema frigorífico para adaptarse a la demanda

•             Verificación de la obtención del rendimiento predicho tras una auditoria

El cálculo o la medida  de parámetros como la eficiencia, la capacidad, el costo energético anual o el costo normalizado de energía son distintas maneras de evaluar el rendimiento de un sistema.

Existe más de una definición de eficiencia.

El utilizado en ingeniería define la eficiencia como el “ratio entre la salida o output energético y la entrada o el input energético de un proceso o máquina”. Se expresa generalmente como un porcentaje.

El concepto de eficiencia puede ser aplicado a un componente particular de un sistema de refrigeración o al sistema entero como tal.

Para los compresores, por ejemplo, la eficiencia o COP se define como el ratio entre los kilowatios  frigoríficos producidos y los kilowatios eléctricos consumidos por el compresor.

El COP del sistema global serían los kilowatios frigoríficos totales del sistema entre los kilowatios consumidos totales de la instalación, incluyendo el consumo de los compresores, condensadores, evaporadores y demás accesorios de la planta.

Lógicamente, cuanto mayor sea el valor del COP mejor será la eficiencia del sistema frigorífico.

La capacidad suele ser un atributo al que se le da una importancia primordial porque en cierta manera mide el grado en que un sistema es capaz de dar la producción frigorífica que se le exige.

Uno de los problemas asociados a esta medida es que en ocasiones la planta da una capacidad frigorífica mayor de la estrictamente necesaria ya sea por infiltraciones de calor externo evitables en el circuito de refrigeración o porque se enfría más de lo necesario un recinto o un proceso sin que el producto vea mejorada su calidad, consumiendo más energía de lo que pudiera ser necesario.

En este caso la instalación podría trabajar eficientemente pero estaría generando una producción y capacidad elevada y por lo tanto un coste excesivo.

Se trata al final de que la instalación siempre funcione eficientemente dando la capacidad adecuada a la demanda real de frío, no más, con el menor coste económico posible, incluyendo adecuar la producción a la tarifación eléctrica vigente para abaratar los costes económicos del kilowatio eléctrico.

Medir la capacidad frigorífica de un sistema dependiendo del fluido a enfriar puede resultar muy complejo y por tanto costoso y suele sustituirse  en la práctica en muchas ocasiones por medidas indirectas o por estimaciones.

Una de las líneas de investigación y desarrollo de Enerlogix reside precisamente  en el cálculo en tiempo real de la capacidad del sistema basada en la integración de simulaciones termodinámicas y una sensorización adecuada de la planta.

Related Posts

Leave a reply