CONCEPTOS PREVIOS A LA GESTIÓN ENERGÉTICA

energy-consumptionEs creciente la preocupación por la conservación de la energía y el impacto medioambiental que genera su uso y derroche.Se sabe que la energía es un bien limitado que hay que conservar, al menos cuando se trata de recursos energéticos de tipo fósil siendo necesario por tanto desarrollar y potenciar el uso de tecnologías para el aprovechamiento de las energía renovables( eólica, solar, mareomotriz…) y el fomento de la eficiencia energética en el uso final de la energía tanto en el sector terciario como en el industrial.

Otra causa en la creciente toma de conciencia es debida a los cambios en los precios de la energía, con gran impacto en los costes industriales de producción y en los  de explotación en edificios como hoteles, escuelas, edificios administrativos ,hospitales,etc.

El ahorro es un concepto en cierta manera económico y como tal va asociado al concepto tiempo. Un equipo consume tanta más energía cuanto más tiempo funciona y por tanto cuesta más dinero cuanto más tiempo está en marcha. Esto implica que la variabilidad de la demanda energética a lo largo del tiempo es una factor determinante para ahorrar energía;esto que parece obvio a veces no lo es porque muchos estudios de ahorro energético no incluyen la variable tiempo en sus hipótesis y se limitan a considerar una situación puntual como punto de partida para sus hipótesis de trabajo.

En el desarrollo de la actividad profesional en el campo energético es posible llegar a la conclusión de que la formación técnica que se va impartiendo atiende mayormente a fijar y clarificar el concepto de potencia, dejando de lado el concepto de energía.

De hecho, todos los equipos y máquinas vienen definidos por su potencia, ya que se dice que un motor tiene tantos Kws o tantos Cvs.Cuando se habla de un generador térmico o un quemador de combustible también se habla de los Kcal/h que puede suministrar, es decir, se habla de potencia.

Además cuando se establece un balance, mal llamado «balance de energía»,  se plantean ecuaciones de potencia , donde el término que aparece son los Kilowatios.

¿ a que se debe este modo de actuar? A que los balances consideran situaciones puntuales del proceso ya que se supone que tal proceso no es variable en el tiempo. Es decir, la aproximación de un proceso a un  fenómeno estacionario ( no variable en el tiempo) es de más fácil tratamiento físico y por tanto más fácil de comprender.

Hay sin embargo determinados procesos que no permiten este tratamiento so pena de incurrir en graves desviaciones como  los balances de los sistemas de calefacción y aire acondicionado-refrigeración  donde la climatología exterior , que es variable en el tiempo, tanto a nivel diario (  dia-noche) como a nivel estacional, juega un papel relevante.

En los fenómenos estacionarios , que abundan en la industria, el balance instantáneo de potencias es plausible y deseable pero en aquellos en los que el factor tiempo es relevante el balance necesariamente ha de incluirlo ya que Energia=Potencia*Tiempo .

El rendimiento se define siempre como el % de la energía suministrada a un proceso que se aprovecha de un modo útil en cada instante.En máquinas el ratio o cociente entre el output energético que genera y el que necesita.

Hay que señalar que no es lo mismo el rendimiento instantáneo de un proceso que el rendimiento medio del proceso, ya que el rendimiento de los equipos no es constante a lo largo del tiempo.

Así, a lo largo del tiempo se dan variaciones de carga, es decir, de demanda energética y los equipos responden de manera distinta según esta carga.

Un equipo se diseña para que trabaje con el máximo rendimiento bajo unas determinadas condiciones  pero fuera de estas condiciones el rendimiento es menor y por tanto el porcentaje de energía suministrada que se aprovecha de una manera útil siempre es menor.Con otras palabras, el rendimiento energético de un proceso medido a lo largo del tiempo es siempre inferior al valor óptimo de diseño o nominal.

Por eso hay que tener muy claro que se busca en un proceso de mejora, si ahorrar energía o mejorar el rendimiento energético. Ambos coinciden en las condiciones de diseño óptimas de la máquina, pero no tienen por qué hacerlo fuera de éstas ya que el rendimiento energético puede empeorar a costa de ahorrar energía.Además muchas veces se gasta más energía de la necesaria en condiciones óptimas de trabajo porque estas condiciones dan más producción que lo que se requiere realmente y puede ser conveniente producir menos y por tanto consumir menos a costa de que algunos equipos tengan un rendimiento inferior al óptimo.

¿ de que se trata entonces , de ahorrar sin mirar el efecto en el rendimiento ?No, sino de buscar el mejor rendimiento posible para unas condiciones de trabajo determinadas, que no tienen necesariamente que ser las nominales.

Antes de acometer un programa de ahorro energético hay que conocer la situación real en lo que se refiere al consumo energético ya que cualquier balance energético exige el conocimiento de determinadas variables que pueden variar a lo largo del tiempo.

Es preciso disponer de instrumentos fijos de medida de exactitud adecuada que permitan conocer en todo momento la situación del proceso, midiendo aquellos datos que sean representativos del balance energético.Mientras que para procesos estacionarios es suficiente con disponer de lecturas instantáneas para procesos no estacionarios han de permitir registrar variables a lo largo del tiempo siendo los sistemas informáticos con capacidad de almacenamiento de variables en el tiempo y que permitan acceder a las lecturas de las magnitudes medidas del proceso  los sistemas adecuados para este fin.

En el siguiente artículo nos centraremos en la gestión de la energía , la figura del gestor energético, las auditorías energéticas y la rentabilidad de las medidas de ahorro.

Related Posts

Leave a reply